Los músculos de Alexis

Alexis Sánchez (Arsenal) | Fotografía: Arsenal FC

Alexis Sánchez (Arsenal) | Fotografía: Arsenal FC

Desde que terminó el partido entre el Norwich y el Arsenal en Carrow Road (1-1) circula entre los periodistas británicos un vídeo de 2012 de Canal+. En él aparece Pep Guardiola viviendo un partido ante el Sporting de forma frenética, y en él se lesiona Alexis Sánchez. Problemas musculares después de llegar de jugar con la selección de Chile. El enfado de Pep Guardiola es monumental por la mala cabeza del chileno a la hora de dosificarse. La película volvió a repetirse 

La película volvió a repetirse tres años después en Norwich, donde la musculatura del chileno volvió a pedir un respiro después de un mes cargado de partidos con las camisetas del Arsenal y Chile. A diferencia del partido del Camp Nou, Arsène Wenger no le recriminó nada, al menos públicamente, pero en esta ocasión no cabe echarle la culpa al Niño Maravilla.

Wenger avisó en la previa de que Alexis tenía molestias físicas pero no tendría problemas para disputar el partido. Fue la crónica de una lesión anunciada, que terminó produciéndose a la hora de partido en Carrow Road, después de una dura batalla ante una defensa que se empleó a fondo frente a los londinenses. Previamente, Alexis había sido empotrado contra un cámara de televisión por Ryan Bennett y había regalado el 0-1 a Özil con una asistencia tras error del meta Ruddy. Tras el partido, el técnico alsaciano se lavó las manos preguntado sobre aquello que había vaticinado: "No es mi culpa".

La catarata de lesiones que está afectando al Arsenal es la habitual de todas las temporadas, la que termina apartando al equipo del norte de Londres de la lucha por los títulos al llegar descosido a la etapa final del año. Esta temporada el gran objetivo es la Premier League, más aún con el Chelsea en fuera de juego y los dos equipos de Mánchester timoratos hasta que Tottenham o Liverpool los espabilen a base de victorias. 

Los avisos a Wenger sobre la dosificación de su plantilla comienza a llegarle no sólo de la prensa, que periódicamente arroja estudios médicos en los que se señala que los equipos con mayor número de lesiones no pueden optar a los títulos. Las recurrentes negligencias escandalizan también a leyendas con peso propio en el presente y el futuro del club. Thierry Henry, comentarista televisivo mientras termina su formación para retornar al Arsenal, reclamó que Alexis debió de haber sido sustituido también en el partido de Champions League ante el Dinamo de Zagreb, en el que los gunners vencieron con rotundidad y el chileno ya había cumplido sobradamente con su gol.

Cuando los futbolistas, por egoísmo o inconsciencia, no son capaces de advertir las señales de su cuerpo, se requiere una autoridad por encima de ellos que los obligue a detenerse antes de que lo haga la enfermería. En el Arsenal, la de Alexis Sánchez es sólo una más, la 23.ª, desde que comenzó la temporada. Parece difícil asegurar que será la última.