La cultura de la derrota (XXIII): El mejor momento del año

Libor Kozak, intentando superar a Ben Foster | Fotografía: Aston Villa FC

Libor Kozak, intentando superar a Ben Foster | Fotografía: Aston Villa FC

Hacía un año y dos meses que el Aston Villa no encadenaba cuatro partidos consecutivos sin conocer la derrota, y después de solventar con menos lucidez de lo previsto el partido de desempate de la FA Cup contra el Wycombe, los villans continúan dentro de su buen momento, aunque aún sin convencer en lo que a juego se refiere. Rémi Garde es el más optimista de cara a la galería pero también el más exigente, y calificó la primera hora de partido como "pobre técnicamente". También envió un recado a Grealish, la perla que no parece terminar de despertar, acostumbrado como estaba a la indulgencia con que lo trataba Tim Sherwood

Mientras los resultados dan un respiro al club de Birmingham, el nuevo presidente, Steve Hollis, se reunió con los aficionados para que éstos le preguntaran y solventaran todas sus dudas de primera mano. De esa reunión quedó bastante claro que Randy Lerner sigue siendo el dueño y el que pone -cada vez menos- el dinero, pero las decisiones deportivas se tomarán entre Hollis, el director ejecutivo Tom Fox y Rémi Garde. Lerner busca sortear así la crisis y desviar las miradas de su figura de magnate estadounidense que tantos recelos despierta. 

Sin noticias de Debuchy ni de cualquier otro jugador que sirva para reforzar la plantilla, la plantilla está comenzando a responder a las exigencias de Garde sobre el césped. El mercado invernal siempre supone un periodo de oportunidades y también de amenazas para los que ya están en el vestuario, y las victorias que ha venido cosechando el Aston Villa pueden responder en parte a ese temor. No menos importante es que el duelo contra el West Brom, el derbi de West Midlands, siempre es un acicate extra para el club, ya que la ausencia del Birmingham de la Premier League deja a este partido como el único derbi regional que se puede ver en la élite. 

Contra los baggies se volvió a ver la versión más competitiva del centro del campo villan, liderado una vez más por Bacuna, que vuelve a recordar el completo jugador que agradó la temporada anterior, y Gana, mucho más cómodo como centrocampista de contención que en el box to box que se le pedía hace unas semanas. También parece haberse ganado un puesto en el equipo Libor Kozak, que vuelve a disfrutar de la titularidad en punta de ataque tras dos años relegado al banquillo o al equipo reserva. El checo, aunque sólo sea por altura, supone una amenaza para las defensas rivales, que tienen que prestar más atención a su marcaje. 

El derbi terminó resultando un espectáculo bastante denso y carente de espectáculo. Bunn no recibió un sólo disparo entre los tres palos y el Aston Villa sigue demostrando que el gol está este año muy lejos de ser una constante. Cuando la gasolina se le acabó a Kozak entró en su lugar Gestede, pero esta vez no fue el revulsivo esperado y dieciséis minutos después de entrar enfiló el túnel de vestuarios con una lesión en el muslo. Sin más delanteros que Ayew, el Aston Villa se conformó con llegar al minuto noventa con el 0-0 y un nuevo punto en su haber. Se entra en la última semana de mercado y Rémi Garde confía en que los recientes resultados animen a los jugadores a fichar por los villans, algo que Tom Fox, más realista, ve menos probable. 

Sígueme en Twitter (@Agustin_Galan),  Facebook y Google+

La cultura de la derrota (I): La lista de lo prohibido
La cultura de la derrota (II): Alegría con austeridad
La cultura de la derrota (III): Cuando nadie te ve
La cultura de la derrota (IV): Britannia, territorio Pulis
La cultura de la derrota (V): Construir una identidad
La cultura de la derrota (VI): Un accidente de coche
La cultura de la derrota (VII): La sustitución pendiente
La cultura de la derrota (VIII): Adiós, Dick
La cultura de la derrota (IX): El falso todocampista
La cultura de la derrota (X): Recuerdos de grandeza
La cultura de la derrota (XI): Esperando a Rémi
La cultura de la derrota (XII): Prohibido hablar francés
La cultura de la derrota (XIII): Una temporada sin Amavi
La cultura de la derrota (XIV): La tumba de George Ramsay
La cultura de la derrota (XV): El equipo soñado
La cultura de la derrota (XVI): La vuelta del rebelde
La cultura de la derrota (XVII): Más allá del descenso
La cultura de la derrota (XVIII): La chispa adecuada
La cultura de la derrota (XIX): El sufrimiento de Richards
La cultura de la derrota (XX): Incendios multiplicados
La cultura de la derrota (XXI): Caretas fuera
La cultura de la derrota (XXII): Dos universos