El mejor fichaje del Arsenal

El halago y la crítica se encuentran separados en el mundo del fútbol únicamente por un espacio de siete días. Este es el periodo que transcurrió desde que Calum Chambers acaparara todos los halagos en los medios ingleses tras castigar al Burnley con un gol y una asistencia en el Emirates que le dieron la victoria al Arsenal a ser carne de cañón después de ser superado reiteradamente por el extremo del Swansea Jefferson Montero en el triunfo galés de la jornada siguiente. La irrupción de Chambers en el Arsenal no debería haber tenido tanto impacto mediático en principio, pero las circunstancias han llevado a que el lateral, ya internacional absoluto con Inglaterra, sea uno de los nombres propios del inicio de la temporada 2014/15 de la Premier League.

Una vez superado el periodo de vacas flacas en el Arsenal, en el que los ingresos estaban orientados principalmente a saldar la deuda contraida con la construcción del nuevo estadio, los gunners llevan dos temporadas disfrutando de una alta capacidad para poder fichar en el mercado en igualdad de condiciones con otros grandes de Europa. Mesut Özil, primero, y Alexis Sánchez, después, han sido los dos fichajes estrella acometidos por Arsène Wenger para devolver la ilusión a una afición que, hasta la final de la FA Cup del pasado mayo, se había acostumbrado a no celebrar título alguno. El alemán y el chileno supusieron un desembolso de más de 90 millones de euros, por lo que la presión recae desde entonces de forma obligatoria e intransferible sobre sus hombros, pero no han sido los únicos que han llegado al Emirates para iniciar una nueva etapa en el Arsenal.

Leer más