Año veinte (III): Delantero Alexis

Alexis Sánchez | Fotografía: Arsenal

Alexis Sánchez | Fotografía: Arsenal

Y en el tercer partido comenzó a verse un Arsenal reconocible. La columna vertebral de Arsène Wenger para la nueva temporada se sustenta en cuatro pilares: Cech en la portería, Koscielny en la línea defensiva, Xhaka en la medular y Alexis en el frente de ataque. Por segundo partido consecutivo, el chileno se encargó de ser el delantero de los gunners, con Giroud aún puliendo su puesta a punto tras haber disfrutado de un descanso mayor por su presencia en la final de la EURO. 

Arsène Wenger no quitó ojo a la actuación de Alexis en la Copa América Centenario, en la que Chile volvió a revalidar su título de 2015. Con La Roja, Alexis parte como delantero junto a Vargas, y esa opción le terminó dando a Wenger la clave a la espera de que Giroud esté preparado y Lucas aterrice en Londres. El nuevo dorsal 7 del Arsenal, heredero de Tomas Rosicky, cumplió a la perfección, disfrutando ante la defensa experimental que presentó el Watford y siendo protagonista en los tres goles gunners

Forzó el penalti que transformó Cazorla, anotó el segundo gol y se vistió de asistente en el tercero con un sutil centro teledirigido a la cabeza de Özil, al que desde dentro del club se le ha pedido un poco más de presencia ofensiva en forma de goles. Sin ser la aguerrida selección chilena, Alexis se lo tomó como si estuviera midiéndose a Uruguay o Argentina, buscando permanentemente a los centrales y cayendo a banda de forma permanente. Cuando Alexis se convierte en semejante dolor de cabeza, los centrales son conscientes de que el tormento no tendrá pausas ni momentos valle. Antes del descanso ya estaba hecho todo el daño en la portería de Gomes, sin atisbos de piedad por parte del de Tocopilla. 

Con la tranquilidad de remar a favor, el Arsenal pudo tomarse la segunda parte como un partido de pretemporada, realizando pequeños ajustes y probando variaciones. Cazorla se sintió cómodo y protegido jugando al lado de Xhaka en el doble pivote, Wilshere pudo acumular algunos minutos y Elneny se perfila como un recambio solvente para gestionar estos periodos valle en los que toca proteger a Cech. Holding y Koscielny apenas sufrieron y Monreal aguantó bien los duelos ante Amrabat hasta que se marchó tocado. 

Se alcanza el primer parón internacional y el Arsenal ha ido de menos a más en las tres primeras jornadas. A excepción de la lesión de Ramsey durante un mes, Wenger puede contar con una plantilla de garantías en cuanto se incorporen Mustafi -central técnico que no comprometerá el liderazgo de Koscielny- y Lucas y Giroud para ejercer de delanteros clásicos. Alexis volverá a la banda, pero con un marcado carácter chileno que le permitirá ser una amenaza más en un sistema ofensivo que él liderará por encima del resto. 

Año veinte (II): Campeón y subcampeón
Año veinte (I): La desilusión de cada verano